Ensalada de primavera con mortadela de Bolonia y huevo Mollet, la receta con hortalizas de temporada que gustará a todos

Ensalada de primavera con mortadela de Bolonia y huevo

A veces nos cuesta dejar de comernos los guisantes como si fueran pipas para incluirlos en algunas recetas, sobre todo los últimos que compramos en una de nuestras verdulerías de confianza del mercado, están tan tiernos y dulces… Pero es que esta Ensalada de primavera con mortadela de Bolonia y huevo Mollet está tan exquisita, que lo mejor es comprar ración doble de la leguminosa fresca, hay que aprovechar la temporada, y aunque su precio está un poco alto, como aprovechamos hasta las vainas, ya compensa.

La combinación de los guisantes con los espárragos verdes y los brotes de espinacas es ideal, creednos que con apenas un salteado de parte de estas hortalizas con un buen aceite de oliva virgen extra y sal ya tenemos un manjar y no sólo rico, también muy nutritivo. Normalmente acompañamos esta ensalada con algún queso fresco y huevo mollet, en esta ocasión hemos elegido el queso cottage y, además, hemos añadido una exquisita mortadela de Bolonia. Cuando la yema de huevo se rompe, todo impregna y se convierte en un armonioso festival de sabores, y de texturas, en las que también participan los pistachos y los piñones ligeramente tostados. Probad esta ensalada y preparaos para disfrutar.

Ingredientes (4 comensales)

  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 4 puñados de guisantes frescos en su vaina
  • 100 gramos de brotes de espinacas
  • 4 lonchas de mortadela de Bolonia
  • 4 huevos
  • 1 c/s de pistachos
  • 1 c/s de piñones nacionales
  • 4 c/s de queso cottage
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal fina
  • c/n de sal de romero e hibisco.

Elaboración

Corta la parte leñosa de la base de los espárragos, lávalos y sécalos bien. Con ayuda de un cuchillo bien afilado, córtalos en tiras finas, si los espárragos no son muy gruesos, puedes hacerlos en tres o cuatro tiras.

Retira los guisantes de sus vainas, y guarda éstas para otra receta (si queréis ideas, en breve tendréis una nueva receta y también podéis preparar este plato con jugo de vainas). Limpia los brotes de espinacas frescas.

Deja a temperatura ambiente la mortadela de Bolonia, puedes cortar cada loncha en cuatro porciones y enrollarlas para presentarla así en el plato.

Ensalada de primavera con mortadela de Bolonia y huevo

Pon los huevos a cocer para hacer los huevos mollet, en la freidora de aire los puedes poner 7 minutos a 170º C y si los haces en un cazo, incorpora los huevos cuando el agua esté hirviendo y cuece durante cinco minutos. Enfríe los huevos bajo el chorro de agua del grifo, bien fría, o en un baño maría inverso.

Tuesta en una sartén antiadherente los pistachos y los piñones, muy ligeramente, sólo para que estén un poco más crujientes, sin necesidad de que cojan color.

En la misma sartén, añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y saltea los espárragos dos minutos, añade sal fina al gusto. Incorpora los guisantes frescos para saltearlos un minuto también.

Acabado y presentación

Sirve en los platos la mortadela de Bolonia, los brotes de espinacas, los espárragos y los guisantes salteados y el huevo mollet. Puedes guiarte por cómo está presentado en la foto. Reparte los pistachos, los piñones, el queso cottage y termina con un poco de sal de romero e hibisco y un hilo de aceite de oliva virgen extra. Para comer, rompe el huevo y deja que la yema impregne las verduras de temporada y la mortadela. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Reference-gastronomiaycia.republica.com

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.